13-04-07

Ofelia y un San Bernardo



Lo mire de lejos, me acerqué con precaución. Realmente era un gigantón.
Me miró de reojo, poco me cotizó. Me olió, no era de su tamaño, ni me infló.
Yo pequeñita, negrita, creo que se confundió y como una pulga me identificó.
Era un gran San Bernardo, amarrado el, amarrado yo, si no un gran lenguetazo le hubiera dado yo.

4 comentarios:

Girasol dijo...

bien simpatico el San Bernardo.

Paula dijo...

que tamaño!!! que guapos que son!!!! Pero nada de engañar a Juanchi!! eh? ojito que vigilo! jeje
Patita princesa
Paula

Jack & Shirca dijo...

Que foto más tierna.... os tendrian que haber dejado un ratito solos

spooky-van-kenovich dijo...

Peazo perro colega, pero parece simpatico, tu prima es monisima, hace meses que no puedo entrar en tu blog, la jefa esta jartica dice que va a cambiar el ordenata por una licuadora que es mas util pal verano, en fin a ver si ahora me deja, lametones preciosa